Sunday, March 11, 2007

Antropología Digital


Durante toda la historia de este loco mundo, hasta la invención de medios electrónicos de escritura, los medios fueron básicamente, escritos, analógicos, entre ellos las cartas eran verdaderos enunciados sobre moral, historia, ciencias, debates, puteadas, pero nunca tan instantáneos como lo es todo el andamiaje electrónico que hoy disfrutamos: Messenger, Blogs, Emails, y la lista sigue...



Cuando en mis jóvenes años de universidad, me tope con una materia nueva para mi, Antropología, se me destapó la cañería mental. Imaginate, viniendo de un secundario, Perito Mercantil, toparse con esa ola de letras y conceptos, fue un martillazo al hipotálamo.

Justo antes de dar el final, sí, nunca la promocioné, me preguntaba, y que hace un antropólogo como Levi Strauss en un mundo capitalista, donde ya no quedan tribus por descubrir...y el tiempo, me contestó: además de las tribus urbanas de los míticos 80´s, a finales de la década del 90, llegaron los sub-mundos digitales, comunidades enteras con alteregos potenciados que nos anunciaban una nueva era, la antropología digital. (hay una agencia en USA que tiene un departamente de antropología digital para estudiar las marcas...bien interesante)

Igual, el cuento, en éste blog, viene por otro lado, y sí, acá no destilo sapiencia, sólo dardos y comentarios sobre la vida.
El uso del MSN como herramienta de mercadeo, el poner frases semi-serias, pelotudas ó inteligentes que hacen que otras personas, todas las mañanas, lean esos comentarios para iniciar una conversación que termina en confesiones ó hasta en interminables discuciones, capaces de cerrar relaciones.

Por ejemplo, gracias a la divinidad convertida en líneas de programación, que ejecutan búsquedas en la web, encontré el blog de otro hijo de puta, que no voy a mencionar, por cábala.

Lo interesante es que el tipo tiene un séquito de alcagüetes y de defenestradores, todo al mismo tiempo, y se lee en los comentarios, como la lucha del bien y del mal, igualmente, en ese blog todo esta mal. De todas maneras, es un buen elemento de comparación, la instantaneidad del insulto, del basureo através de palabras vanas, en otros años, eso hubiera sido un grupo de cartas entre 2 meses de ida y vuelta, hoy sólo fue un par de horas de diferencia, hasta que el dueño del blog se resignó a contestar.

Y lo mismo pasa con el msn, termómetros de almas solitarias, que gritan en bits lo mal, lo bien, lo solos que se sienten. Indirectas, directas, fantasmas, risas, íconos de una sociedad que pasa más tiempo dando explicaciones digitales, que hablándose cara con cara.

Igual, para mi, que llevo comiendo de ésta industria, la digital, por casi ya 10 años, creo, que lo más impersonal son los mensajes de texto por celular, son frios, denotan que no tenemos tiempo para hablarnos, que no nos importa lo que el otro hace, el destinatario, es solo un residual de tiempo y espacio. (guau..mi Marita SOto estaría orgullosa de lo que la semiótica hizo en éste cerebro maltrecho)

Bueno, no dejo de ser parte de éste séquito de almas, pero somos una nueva tribu, la tribu digital que hace de sus vidas un diario íntimo al que todos pueden acceder, para rebalsar de honestidad brutal, a cualquier hora y por cualquier canal (de comunicación).

6 comments:

SpinDoctor said...

Muy cierto lo que decis sobre la inmediatez que los medios electronicos han hecho posible, entre otras cosas que hace unos pocos años eran inimaginables. Lo que no estoy seguro es de que los miembros de la tribu digital sean/seamos particularmente honestos, pero a lo mejor no te entendi. Ah, a mi los mensajes de texto no me caen tan mal; por ejemplo cuando viajo me permiten mantener un contacto mucho mas frecuente con mi esposa que el que podria pagarme si directamente llamara, o a veces puedo mandar un SMS cuando llamar no seria posible ni necesario. Cumplen, tal vez, el papel que en otra epoca lleno el telegrama. Pero todo es subjetivo, claro. Saludos

Martin L said...

Antes que nada, gracias por tu tiempo, y por leer las tonteras que se me ocurren.
El mensaje de texto lo veo impersonal, obviamente que todo tiene un punto medio, escribirnos con nuestras esposas cuando viajamos, seguro es una excelente manera de comunicarlo, pero nosotros lo hacemos personal. Y con respecto a la tribu digital, los que escribimos en blogs, dejamos una puerta abierta para que los otros nos comenten (nuestro caso) y realmente, ponte a analizar los usuarios del MSN, verás que mucha gente lo usa para personalizar su vida. Con respecto a la honestidad, eso va a depender de cada uno, como en la vida diaria. Al menos, intento ir por la vida, lo más real posible, proyectando honestidad, tanto por mi, como por mis hijos, ser honesto es algo que por estos días no se encuentra y no se puede comprar.
Nuevamente gracias por tu tiempo, un abrazo digital desde Puerto Rico.

Gus said...

Man, muy bueno, a tu punto la gente siempre tuvo frustraciones o cosas que sacarse de encima. Primero, una cámara de TV y ahora un email o hacer comentarios a un blog...facilitan esa descarga tanto a los chupamedias como a los detractores. Unos se dedican a crear la realidad y otros a opinar sobre ella. abrazo!

SpinDoctor said...

Coincido con vos en que la honestidad viene primero, y el blog despues. Por eso hay tmb careteo en forma de blog, etc. Pero si uno bloguea honestamente —o en la medida en que lo hace, ya qe no hay 100% en estas cosas—, entonces bloguear es como sentarte a la mesa del cafe con tus amigos y/o conocidos, y amigos de amigos que estan de paso, con la unica diferencia que los participantes de la charla estan a miles de km unos de otros. Saludos desde Ginebra, donde comienza a despuntar la primavera.

SpinDoctor said...

Ah, y feliz cumpleaños!

Martin L said...

Gracias Man! realmente, creo que ésto es una charla de quincho, por eso el mote del blog "Asado de Tira", un grupo de amigos, hablando de cualquier cosa, sentados alrededor de una mesa, tratando de arreglar el mundo. Comentarios ácidos, pobres, ricos, elementales, subjetivos, ponele el adjetivo que quieras, pero de eso se trata, conservar en el destierro econónmico, la reunión con amigos.
Como siempre un abrazo caribeño desde la isla del encanto...y gracias por el saludo!
Abrazo!