Wednesday, May 08, 2013

Mi pasado me traiciona.



Esta será mi segunda entrada al blog desde que lo he tuneado en el modo 2013.

Acá en Magdalena, todavía no ha pasado la medianoche, sin embargo en mi Maquinista Savio adoptivo, sí ya los vampiros han salido a cazar almas perdidas y jugosas.

Pero en esta ocasión, vengo a ofrecerles un relato, corto sobre como el pasado traiciona cada vez a las generaciones que hemos crecido en esto que se ha dado en llamar, la era de la información digital, o como algunos suelen llamar, la Big Data.

Durante las últimas semanas, el ex-CEO de Google, el excelentísimo algoritmo Eric Schmidt, ha comentado que la versión actual de Internet, necesita cada vez más un botón de D-E-L-E-T-E.

Y por qué, se preguntaran ustedes, desde la comodidad de sus dispositivos móviles? Simple, cada vez hay información disponible de todos nosotros en lugares públicos de la red. Desde el simple like a esa fan page de autos o con el comentario a tu ex-compañero de trabajo sobre la última película de 20th Century Fox, estamos dejando huellas digitales de todo lo que hacemos y de todo lo que nos gusta.

El concepto que se acuño a finales de los 80s y que se consagró en la primavera noventosa de sacos armani color fluo, CRM y DATA BASE MARKETING, hoy se consigue con una buena aplicación que permita rastrear datos por distribución semántica, ojo, la app debe ser poderosa. Casi tan poderosa como la aplicación ORACLE que Tony Stark usa en Iron Man 3 para detectar el accidente que ha sufrido su guardaespaldas.

Además, la información que no usamos (me recuerda a un programa argentino de los ochentas -El país que no miramos-) queda en algún lugar de SION (internet) dando vueltas, que cualquier navegante paciente, con esfuerzo y links puede encontrar.

Así también, Google con su algoritmo Panda, "penaliza" a los sitios que no actualizan contenidos y solo están allí, de adorno para los buscadores (granjas de contenidos).

Y ni hablar, de los programas de chats, que dejan TODO, sí T-O-D-O el historial de charlas con todos los contactos en algún lugar de la computadora...

Por eso, mis queridos camaradas, hoy más que nunca debemos cuidar bien la información, saber bien a dónde comentamos, qué decimos y con quién hablamos, ya que el pasado hoy es reciente y cada vez nos condena más.





2 comments:

Bloggger said...

Por eso yo no voy a comentar en este post! Abrazo!

Rodrigo

Natalia Alabel said...

Pero mire usted. Al final todos pasamos x blogger.