Saturday, September 12, 2009

Llamáme.

Desde hace al menos 10 meses, no me separo del celular, pensarán que soy un maldito enfermito que no puede dejar de ver e-mails y subir cosas a internet, sí también eso, pero la principal razón se basa en que es mi única línea de teléfono con el resto de los mortales.

Y siendo un hombre con hijos, debo tener el fonito prendido las 24 horas por cualquier eventualidad. Y sí, las eventualidades suceden, y esta vez no fue con nadie de la familia (gracia-a-dió). Luego de prepararles la cama a los peques, de levantar la mesa y hacer todo lo que un papá soltero debe hacer, me acosté y palmé ya que la semana fue bastante densa (como todo el año). Mientras soñaba con algún lugar paradisíaco rodeado de Palmeras y chicas lindas, Bob Marley me despertaba casi al sobresalto a las 3.45 de la madrugada. (Hasta hace 2 horas mi ring-tone era "Three little birds").

Lo primero que te viene a la cabeza es "SE MURIO ALGUIEN", pero no, la situación es más bizarra aún. Alguien que no voy a nombrar para guardar su identidad, me dice que está en un aprieto con unas señoritas en un Telo (Albergue Transitorio)(CHAN) y que necesita dinero para pagar dicha situación...A lo cual respondo, que siendo casi las 4 menos cuarto de la madrugada, teniendo a mis hijos en la otra habitación, yo hasta las 11 de la matina, no puedo hacer nada para solucionarle su problema, cabe decir, que yo tenia que pasar a esa hora (las 11.00) a pagarle la renta mensual de la casa de mis hijos... (a nuestro llamador anónimo de la madrugada)

La historia no termina acá. Luego de "acordar" pasar antes del mediodía, vuelvo a darme vuelta en la cama para retomar el sueño y regresar a la isla paradisíaca rodeado de palmeras y chicas lindas, cosa que nunca sucedería.

Casi a las 8 de la mañana, con el sol entrando por los huequitos que deja la persiana, mi hijo ya despierto y con el televisor en volúmen 50 cantando la canción de Bob Esponja, me despierta, ya no había isla, ni palmeras ni chicas bonitas.

Miro el teléfono que no paraba de vibrar (ante la eventual llamada madrugadora mutié el crackberry para que me dejara dormir). Miro la luz indicadora y estaba al rojo vivo. Más de 10 mensajes de texto desde las 6 de la mañana y otras 3 llamadas perdidas. El subject de cada SMS era LLAMAME X FAVOR. Y como buen samaritano, así como dicen que no se le niega el vaso de agua a nadie, procedí a contestar las llamadas. La misma voz de las 3.45 pero mucho más ansiosa, mucho más preocupada, diciéndome "Martín, necesito la plata del alquiler, me la podés alcanzar, son las 8 de la matina y no puedo salir del telo..." De fondo se escuchaban voces casi como murmullos persecutorios de una noche químicamente activa, eran como el mandibulear constante casi como repiqueteo de clave morse pidiendo ayuda, pero eran sus dientes.

Mi respuesta fue la misma, "Man me acabo de despertar, estoy con mis hijos, lo que se me ocurre, es mandarte una moto con la tarasca y vos la pagás allí". Parece que mis años de ejecutivo de cuentas, solucionador de incendios de última hora afloraron sin desayunar alimento alguno y no solo calmaron las ancias del muchacho sino que también encontraron una empresa de motos que entregara el "sobre".

Así fue como a las 8.23 de la matina, de un sábado soleado, digno de llamarse peronista, salió un motoquero hacia el barrio de Nuñez buscando la habitación nro 12 de un hotel transitorio donde el muchacho estaba preso en su noche de "rocanrol".

Bueno, pensé que todo estaba solucionado, mientras preparaba desayuno para tres, volvió a incendiarse el crackberry, ahora, la ansiedad había aumentado, la paranoia había cautivado al interlocutor hotelero y la cosa se ponía más densa aún.

Luego de hacer los llamados pertinentes para asegurar que el "sobre" estuviera en buenas manos y calmar los ánimos del muchacho, todo volvió a la normalidad de un sábado de final de invierno. Pude pagar la renta de la casa de los chicos, de manera diferente está obvio no? y logré que nuestro amigo saliera en libertad condicional, ya que de seguro, todavía debe estar dando vueltas tratando de bajarse de ese "tren de la alegría" que no viene con El Hombre Araña ni mucho menos Batman, pero si creo que con Blanca Nieves y los 7 enanitos.



Nota del recuerdo: Me acuerdo a uno de los ex-hilo musical pidiendo que le bajen la luz, mirando con un ojo vidrioso que ya no parpadeaba, golpeando dientes,pensando que muchos uniformados venián por él. Noches largas y ruinosas de los agitados 90´s.

5 comments:

Anonymous said...

mmm, q relacion tenes con tu arrendatario???

Martin L said...

Muy buena, hasta ahora!
Trato de ayudar a todo el mundo, mucho más cuando está en problemas.
Gracias Anonymous.

SPINDOCTOR said...

Se me ocurre que todavia hay campo para desarrollar el software de los telefonos celulares; por ejemplo, un filtro que solo acepte llamados de algunos numeros escogidos que vos puedas activar cuando te vas a dormir no estaria mal, no? O ya existe y yo no me entere?

Le voy a pasar la idea/pregunta a Adrian Kosma (http://kosmaczewski.net), que de esto sabe mucho...

Adrian Kosmaczewski said...

Buenassss! Como le explique a SPINDOCTOR en mi blog http://url.akosma.com/lrig8r al menos en el iPhone "não se pode fazer". Por ahi en una version futura del iPhone, o por ahi en el BlackBerry se puede hacer, pero la verdad ni idea... Un abrazo!

MartinL said...

Gracias Adrián por tus sugerencias, SpinDoctor! Qué Onda!? cómo va? todo en órden, hace rato no escuchaba de usted¨?

bueno un abrazo natural desde la primaveral Escobar, la tierra de la flor siempre linda!

Abrazo
M