Monday, April 16, 2007

Todo cuesta vida


Un ochentoso Indio Solari cantaba que "vivir solo cuesta vida" y nunca mejor frase para amenizar éste agitado y repentino post.
En menos de 24 horas me voy a una reunión en la ciudad de los rascacielos a escuchar a un monton de Egos a mostrar cuán capos son, y no en vano, también estoy entre ellos, quizás como aprendiz de brujo, algo de ego también llevo en la pequeña maleta.

En 1 semana operan a Fer, los chicos van a quedar con alguien que nos es su tia, ni su abuela ni sus padrinos. Es como de repente, venir a 200 km por hora y darte de lleno contra una pared, y despertar al mundo donde somos nosotros 4 y nos damos cuenta, que estamos solos.

El amague que Don Luis le hizo a nuestra ilusión, de tenerlo en el Caribe para apuntalar a Fer, nos dejó con menos esperanza que Tom Waits. Doña Chela y sus dos depresiones, toda una vida cultivando la libertad y rebeldía, para que un día se pierdan por el auricular de un teléfono lejano.

Mis últimas 3 semanas fueron como la de un chofer de bondi viejo al infierno, lleno de gente, todos puteando, arrepentidos de lo que odiaron, sin rumbo, frenando y acelerando, sin destino, empujando almas para el fondo, abriendo y cerrando puertas, sin pasajes a nada.

Sólo en Cero Uno pude dejar atado los mounstros en el palenque, para entrar en la hostería de mi vida, comida casera siempre caliente, hijos abrazadores que te llegan al alma, ahí donde pensaste que nunca tenías sensibilidad.

Será que pensando mierdas, el sólo hecho de imaginar que te puede pasar algo me aterra. Como me dijiste el otro día, tengo la barba con canas, eso, es la cuenta corriente de la vida, a más canas, más años vividos, y la verdad, aunque parezca una perogrullada, una grasada más de éste poeta maldito, no se como es la vida sin vos, y tampoco quiero conocerla.

Esperemos que el alien que llevás, sea solo un carozo de aceituna de alguna de las tantas fugazzettas rellenas de la Pascana, cuando el Mistela era el mejor vino del mundo, cuando la cama más caliente era un colchón en el piso de un cuarto vacío, cuando la mejor música era la del tren que pasaba por JB Justo, cuando la mejor compañia, eras vos, como ahora. Algunas cosas no cambian. No?

4 comments:

SpinDoctor said...
This comment has been removed by the author.
SpinDoctor said...

La distancia de la familia se siente mas o menos siempre, pero en situaciones como la que ustedes estan viviendo es cuando se vuelve realmente dura. Nosotros tambien lo hemos pasado. Que el carozo de aceituna se deje de joder y todo vuelva a la normalidad. Un gran abrazo.

bonito lunch said...

llegue a este blog como se debe llegar.... de pedo,pero me gusta.estuve leyendo post viejos y veo que jugaste al rugby igual que yo
quizas hemos jugado en contra .yo lo hacia en la u.b.
bueno le mando un abrazo y si quiere visite mi blogs

ernesto said...

me mataste. Estoy con los ojos rojos de llanto y recuerdo. No pense que despues de tantos años podía quedar asi. Sos un hijo de puta hermano
Un beso a Fernanda